jueves, 25 de julio de 2013

La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón - Reseña


Jorge Tirzo (@ztirzo) es escritor, periodista, subdirector de la Revista Mexicana de Comunicación,  profesor en el Tecnológico de Monterrey e invitado de honor en Textos de Colores. Les dejo su reseña sobre esta obra de teatro de la compañía La edad del Loro:

Hay un príncipe medio "zaragatero", una niña que parece bailarina de flamenco y un payaso que también tiene que hacerle de narrador, zapatero y lo que se vaya ofreciendo. Es "La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón", original de Federico García Lorca, presentada por la compañía La Edad del Loro en el teatro La Capilla.

Aunque es una historia sencilla (príncipe enamorado de niña sufre para que le hagan caso pero al final… no lo arruinaré para que lo vean), el montaje es más bien apto para un público acostumbrado al teatro.

Las cosas a favor
  • La compañía pretende presentar textos clásicos a los niños y seguramente por eso eligieron una obra de Lorca concebida para títeres, pero adaptada a actores.
  • La obra ocasiona carcajadas gracias en buena medida al humor gráfico de los tropiezos y demás payasadas.
  • Tiene un montaje escénico que transforma con mera iluminación una simple carreta en un castillo entre la niebla.
  • Conserva el ritmo y la musicalidad de las palabras de Lorca.
  • Es una historia de amor con príncipes que no son de color azul y princesas que también saben hacer trampa.

Las cosas en ¿contra?
  • El montaje actoral puede resultar complicado de descifrar para quien no acostumbra ir al teatro. Cada actor desempeña al menos dos personajes prácticamente con la misma indumentaria.
  • El lenguaje empleado, más cercano a Lorca de inicios del siglo XX que al DF del XXI, puede convertirse en un obstáculo para seguir la trama. Por ejemplo, en la frase recurrente "Dime rey zaragatero ¿Cuántas estrellitas tiene el cielo?", tuve que acudir al diccionario para enterarme que un zaragatero es alguien a quien le gusta el alboroto. Un "argüendero", como le diríamos por aquí.
  • Algunas escenas con motivos "españoles" pueden tornarse en clichés un tanto excesivos, como cuando el príncipe y el payaso torean.
Más que elementos negativos, la obra plantea distintos retos para los jóvenes espectadores. Muy probablemente los niños salgan preguntando por qué se vestían así los personajes, por qué hablaban raro, por qué el mismo actor hacía voces distintas y demás dudas que probablemente pueden convertirse en interesantes charlas con los padres.


A quién la recomiendo

No es una obra de fácil digestión, aunque lo parezca, y eso es más bien algo bueno, pero no para todos. Probablemente la disfruten más los niños de nivel primaria que ya gustan de la lectura y el teatro. Y también quienes alguna vez se hayan puesto a contar todas las estrellas del cielo para ver si la niña que les gusta por fin les da un beso.

Funciones

Domingos del 14 de julio al 15 de septiembre, 13 hrs
Teatro La Capilla Madrid 13, Del Carmen, Coyoacán.
Localidades: $100 y $60.
http://edadloroteatro.blogspot.mx/
https://www.facebook.com/edadloroteatro

Todas las fotos son de Jorge Tirzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario